La fin des mensonges

En mi trabajo siempre trato de unir la verdad con la belleza, pero cuando tengo que elegir, normalmente elijo la belleza.

Hermann Weyl

Después de la apocalíptica entrada del viernes, hoy lunes estamos de mucho mejor humor. De hecho, hemos decidido terminar con esto de destapar mentiras y que cada uno haga y diga lo que quiera, que nos está entrando complejo de pepito grillo, diciendo qué está mal y qué está bien y qué está regular.

Además, a lo mejor vosotros erais más felices sin conocer la verdad. A lo mejor a algunos os gustaba la idea de que sólo estábais utilizando el 10% del cerebro y que podríais ser mucho más listos de lo que sois. O bien os tranquilizaba pensar que no importaba el orden en que estuviesen escritas las letras de una palabra, vosotros siempre sabríais de qué palabra se trataba

Pero no era así. La realidad era mucho más complicada que todo eso. En el mejor de los casos, la realidad traía consigo un montón de “peros”, convirtiendo la gran mentira en muchas pequeñas verdades. Y es aquí donde creo que reside una parte del por qué de tanta mentira. Todas ellas son cortas, sencillas y contundentes. Por eso se venden bien.

Por eso y porque son, y esta es la otra parte del por qué, bonitas. Me explico con un artículo.

El verano pasado, el neurocientífico Semir Zeki, descubridor de muchas de las cosas que sabemos hoy en día acerca del sistema visual, publicó un trabajo que llevaba por título “In praise of subjective truth” (algo así como A favor de la verdad subjetiva). En él, se lamentaba de lo poco que se valoran en la ciencia actual trabajos, digamos, poco cuantitativos, en los que la opinión del científico juega un papel muy importante y, por contra, la gran importancia que se da a estudios que no tienen nada de novedosos excepto la enrevesada e incomprensible técnica que utilizan. Zeki abogaba por asignar el papel que se merece a lo que el llamó la verdad subjetiva. De ahí el título.

Lo que más me gustó del artículo fue el párrafo final, que creo que supone un muy buen ejemplo de “mentira bonita”. Me bloqueé un poco a la hora de citar al autor porque tenía que citar a Semir Zeki, que cita a Michael Atiyah, que habla del matemático alemán Hermann Weyl. Era una especie de meta-cita que me tuvo con el ceño fruncido un buen rato. Pero bueno, voy al tema. Lo que cuentan entre todos es lo siguiente:

A principios del siglo veinte, cuando la física newtoniana acababa de ser aniquilada por la teoría de la relatividad de Einstein, Hermann Weyl publicó un trabajo en el que trataba de fusionar lo que decía su colega Albert con la teoría de Maxwell del Electromagnetismo. Cuenta Atiyah que el trabajo de Weyl estaba cargado de belleza, pero que desafortunadamente contradecía la realidad física (pequeño detalle). De todas formas, el artículo fue publicado con un apéndice del propio Einstein en el que expresaba sus objeciones. La respuesta que le dio Weyl a Einstein fue: “pero es tan bonito que tiene que ser cierto”…

¡Y tenía razón! Años después, la aparición de la mecánica cuántica inclinó la balanza a favor de Weyl y su artículo pudo publicarse sin el dichoso apéndice. “Un gran triunfo de la belleza sobre la verdad” dice Atiyah.

Para acabar, y no contentos con haberos desvelado tantas verdades, os contaremos el final de una película. Lo digo en serio. Se trata del film de Tim Burton, Big Fish, y creo que es otro gran ejemplo de “mentira bonita”. Poco antes del final de la película (y es ahora cuando deberíais dejar de leer si no la habéis visto) el hijo del protagonista, que desde el principio hasta este momento se ha quejado amargamente de lo mentiroso que era su padre y de que siempre estuviese contando historias fantásticas, se reconvierte y le cuenta a su progenitor cómo muere de la misma forma fantástica que él contaba todo lo que le ocurría. Y le queda bien. Os lo pongo aquí. Son cinco minutos, pero creo que merecen la pena…

Luis M. Martínez Otero y Manuel Molano Mazón

Anuncios

Un comentario sobre “La fin des mensonges

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s